Ecuador, tierra de tesoros naturales y culturales

Situado en la costa oeste del continente sudamericano, Ecuador es un país rodeado por Perú al sur y Colombia al norte. Su denominación procede directamente del hecho de estar emplazado sobre el paralelo de idéntico nombre, a medio camino entre los dos polos terrestres. Su superficie es de 283.500 km² y el país cuenta más de 15 millones de habitantes. La ciudad más poblada, Guayaquil, es asimismo un puerto muy importante. Esta antigua colonia española puede presumir de la biodiversidad más densa del planeta y aquí encontramos igualmente vestigios de civilizaciones hoy desaparecidas. Los vuelos regulares de Air France salen de Ámsterdam con destino a Quito y Guayaquil. Para prepara su viaje de la mejor manera, no dude en informarse en el Ministerio de Asuntos Exteriores para conocer las condiciones de estancia.

Visitar el Ecuador histórico

Si le interesa descubrir Ecuador, se impone una visita a Quito. Aquí podrá admirar sobre todo la arquitectura colonial del Palacio Legislativo o del Palacio Episcopal, visitar la casa de la cultura para descubrir la historia del país, caminar por las inmediaciones de la catedral o subir a lo alto del mirador de San Juan que le proporcionará una vista impresionante de la ciudad.
Guayaquil también nos agasaja con un buen lote de curiosidades que visitar sin falta: el mercado de las flores, el Cerro Santa Ana, pero sobre todo el Parque Histórico y sus zonas de Vida Silvestre, de Tradiciones y Urbano-arquitectónica le dejarán unos recuerdos imborrables.
Si prefiere impregnarse de cultura más antigua, puede recorrer la ruinas incas de Ingapirca o acudir al mercado indio de Cotacachi, en pleno corazón de una región rural y pintoresca.

Las riquezas naturales de Ecuador

A través de la diversidad de sus paisajes y la exhuberancia de su fauna y flora Ecuador revela todo su potencial. El país cuenta con tantas playas espectaculares como selvas tropicales (oeste de la Amazonia), además de montañas vertiginosas (los Andes) e islas volcánicas (el archipiélago de las Galápagos). Los paisajes son tan diferentes como magníficos y el número de visitas alternativas que se le ofrecen es tal que resulta imposible no encontrar su dicha entre la belleza de las incontables reservas naturales del territorio.
Decántese por Mindo y su selva húmeda, Cotopaxi, su volcán y sus lagunas, Antisana y sus cumbres nevadas o Cajas, sus lagos y su flora particular. No deje pasar de ninguna manera la ocasión de zarpar en crucero a las Galápagos. El archipiélago forma parte del patrimonio mundial de la Unesco y permite, entre otras actividades, el submarinismo y el encuentro con ballenas.

Preparar su viaje a Ecuador