Un paseo pintoresco por el canal de Nantes a Brest

paisajes extraordinarios
Un paseo pintoresco por el canal de Nantes a Brest

El canal de Nantes a Brest está formado por 364 kilómetros de caminos y cursos de agua que podrá recorrer en bicicleta, en barco, a pie o en canoa.

En 1538, los Estados de Bretaña estudiaron la creación de una red de canales para que el río Vilaine fuera navegable de Rennes a Messac. Sin embargo, las obras de construcción no empezaron hasta 1804, auspiciadas por Napoleón I.

Esta vía de navegación, terminada en 1842, cuenta con 237 esclusas a lo largo de más de 360 kilómetros. De Nantes a Brest, el canal atraviesa los valles del Erdre, el Oust y el Blavet. Aproveche para hacer una parada para descubrir localidades encantadoras. Visite los vestigios de un antiguo acueducto en Carhaix, la capilla de Moustoir en Châteauneuf-du-Fau o la Roche du Feu en Gouézec.

Tanto si va caminando como navegando, las etapas del canal de Nantes a Brest le revelarán la faceta más hermosa del interior de Bretaña. Camine por los caminos de sirga, conduzca por Malestroit o Rohan, navegue junto a fortalezas medievales o reme junto a los pescadores de Saint-Nicolas-des-Eaux.