Un crucero por el mar Báltico

parque
Un crucero por el mar Báltico

En primavera, cuando las nieves se han fundido, explore en barco de vapor algunas de las 24 000 islas que componen el archipiélago de Estocolmo.

Vivir el verano sueco es sinónimo de embarcarse al caer la tarde en un ferry para ir a cenar a Grinda.

Antes de acomodarse en el restaurante frente a un salmón recién pescado, pasee por la costa y sueñe con pasar la noche en una de esas típicas casitas rojas. Estas antiguas cabañas de pescadores o campesinos que, a veces, solo tienen una estancia, se han convertido en las casas de vacaciones de los habitantes de Estocolmo. Muchas se han conservado tal cual y su decoración está inspirada en motivos marineros. Si dispone de más tiempo, vaya a pasar el día. Dirección Finnhamn o Sandhamn. Pasee por la costa, báñese en un acantilado en un mar a 20° en agosto, coja arándanos y eche la siesta bajo un sol radiante. Eso sí, tenga cuidado de no quemarse... ¡también en Suecia! Vaya también a Vaxholm. Vaxholm es una ciudad repartida en 64 islas, 16 de las cuales, habitadas. ¡El destino perfecto para el cabotaje! Y si pierde el ferry por la noche, siempre puede regresar en autobús. En Estocolmo, los ferries atracan en Nybrokagen y Stromkagen.

Los billetes se venden en el embarcadero, pero en verano es mejor reservar el pasaje y llegar con un poco de antelación.