Notre-Dame de la Garde, «La Buena Madre» que vela por Marsella

monumento
Notre-Dame de la Garde, «La Buena Madre» que vela por Marsella

La basílica de Marsella es un lugar de peregrinación en el que cuerpo y alma tocarán el cielo.

Situada a 154 metros de altura, la colina de la Garde es el punto más alto de Marsella. Este lugar, protegido desde 1917, se alza en todo su esplendor junto a la Virgen y el Niño, que protegen la ciudad y sus habitantes.

Erigida sobre un promontorio de piedra caliza de 149 metros de altura, la basílica se encuentra a caballo entre los barrios de Roucas Blanc y Vauban. El arquitecto protestante Henri Espérandieu, creador de este majestuoso monumento, construyó la «Buena Madre» con un estilo románico-bizantino. La basílica consta de dos partes: una cripta de estilo románico excavada en la roca y una iglesia decorada con mosaicos. La escultura de la Virgen con el Niño corona el edificio. Esta obra monumental de 11,2 metros, diseñada por Eugène Lequesne y elaborada en cobre dorado recubierto con pan de oro, se realizó en los talleres Christofle.

Para visitar la «Buena Madre» podrá subir por una ruta escarpada, jalonada de pinos, o bien tomar el funicular que le dejará en las escaleras del monumento, desde las que podrá contemplar unas vistas asombrosas de la ciudad. Desde 2013, se puede visitar el nuevo museo de Notre-Dame de la Garde, que alberga interesantes colecciones de exvotos y objetos de culto.

Basílica Notre-Dame de la Garde
Rue Fort du Sanctuaire
13281 Marsella

Tel.: +33 (0)4 91 13 40 80

http://www.notredamedelagarde.com/?lang=en