Las tres caras de la casa-museo de Gorki

arte y cultura
Las tres caras de la casa-museo de Gorki

La casa-museo de Gorki es una de las joyas del "stil modern" y simboliza un movimiento literario comprometido con el poder del cual fue fundador: el realismo socialista y, por supuesto, el estalinismo.

El arquitecto ruso y católico Fyodor Schechtel, cubierto de gloria por una medalla de plata en la Exposición Universal de París de 1900, remodeló la estación de Yaroslavsky, que unía Moscú con China y Vladivostok con un estilo historicista neorruso. En la calle Malaya Nikitskaya, edificó la residencia del banquero Riabouchinsky con un "stil modern" puro, el modernismo de Rusia, una tendencia que será rechazada tras la revolución porque se consideraba burguesa, aunque se identificó y conservó.

Esta residencia es el máximo exponente del modernismo: la claridad de volúmenes de la fachada, el friso con mosaicos de motivos ornamentales inspirados en la naturaleza, la espectacular balaustrada con formas orgánicas de la escalera que evoca el movimiento de las olas, las vidrieras, la biblioteca, el comedor, la habitación, la capilla, los cuadros, esculturas y el mobiliario original, los techos, los elementos de hierro... El art nouveau se puede palpar hasta en las manillas de las puertas. Entre 1931 a 1936, esta residencia se convirtió en la cárcel de oro del escritor Máximo Gorki, fundador del realismo socialista, que regresaba de su segundo exilio.

Después sirvió de salón literario y casa de escritores.

Casa-museo de Gorki
Malaya Nikitskayaul., 6-2
Moskva 121069

Tel.: +7.495.690 05 35