La Estatua de la Libertad: el verdadero símbolo de la ciudad

monumento
La Estatua de la Libertad: el verdadero símbolo de la ciudad

¡La libertad alumbrando al mundo! La estatua, regalo de Francia a los Estados Unidos, se alza sobre Liberty Island, en New York Harbour, a más de 46 metros de altura.

Diseñada en París por Auguste Bartholdi y Gustave Eiffel y terminada en 1886, fue un regalo de Francia a los estadounidenses para conmemorar el centenario de la declaración de independencia de los Estados Unidos.
Como dato histórico, fue enviada hacia el Nuevo Mundo en 350 piezas y ensamblada en su destino. Desde esa fecha, la representación de la diosa romana Libertas ha acogido a miles de inmigrantes llegados en barco. Dado que la estatua era lo primero que veían los viajeros al llegar a Nueva York, se convirtió en el símbolo del sueño americano y en la esperanza de un futuro mejor.
La estatua en sí mide 46,05 metros y alcanza 93 metros si contamos la base. Por lo tanto, es mucho más pequeña de lo que pensamos. La estatua y su base se visitan desde el interior. Los 354 peldaños de la escalera de caracol le llevarán bajo la túnica de la estatua hasta el observatorio situado en la 10a planta, que ofrece unas vistas impresionantes a Manhattan.

Estatua de la Libertad
Liberty Island
New York, NY 11231