La Esplanade des Nations: un lugar comprometido

monumento
La Esplanade des Nations: un lugar comprometido

Todo en la Esplanade des Nations recuerda la lucha de las organizaciones internacionales por un mundo mejor y más justo. Pasearse aquí es una experiencia en sí misma.

La Esplanade des Nations, una gran explanada creada en 2007, está formada por bandas de granito procedentes de países miembros de la ONU, el suelo « internacional », alternadas con losas del hormigón gris utilizado en las calles de Ginebra, el suelo « neutral ». Una fuente colosal juega con sus 84 chorros de agua, un guiño a las organizaciones internacionales presentes en el barrio. Los chorros se activan de manera lúdica y se apagan para dar cabida a los encuentros, frecuentes en este espacio.
Una escultura domina la plaza desde sus doce metros de altura: Broken Chair (la silla rota). Esta fue realizada en 1997 por el escultor Daniel Berset a petición de Handicap International para interpelar y convencer a las Naciones Unidas para que firmara la Convención sobre la prohibición de minas antipersonales.
La obra, una silla sostenida por tres pies, dado que la cuarta parece haber volado en pedazos a media altura, recuerda de forma conmovedora la situación de las víctimas de las minas antipersonas. Las dos paredes que cercan la entrada del Palacio de las Naciones están decoradas con motivos sobre el tema de la paz, realizados por el pintor Hans Erni en 2009 y 2012. La place des Nations supone una sobrecogedora inmersión al corazón de un bosque de símbolos.

La Esplanade des Nations
Place des Nations, frente a la ONU
1202 Ginebra