La basílica de Notre-Dame, única en Montreal

monumento
La basílica de Notre-Dame, única en Montreal

El monumento más importante del Vieux-Montreal es una de las joyas del patrimonio religioso del Quebec.

Diseñada por el arquitecto irlandés James O'Donnell y construida entre 1824 y 1829, esta colosal basílica neogótica custodia un esplendoroso interior de estilo medieval donde podrá admirar esculturas en madera de nogal, minuciosas vidrieras, estrellas de oro de 24 quilates sobre el techo azul abovedado y los órganos Casavant más grandes de Norteamérica (con 5572 tubos).
No se pierda las pinturas de la nave principal y la impresionante capilla de Notre-Dame du Sacré-Cœur (o la «capilla de las bodas») que se esconde tras el altar. La iglesia más grande de Montreal es también el edificio más valioso del patrimonio del Quebec: su impresionante galería de arte sacro y la riqueza de sus ornamentos interiores son únicos en la ciudad. A nadie sorprende que Céline Dion escogiera este mágico lugar para contraer matrimonio en 1994.
Tenga en cuenta que la entrada a Notre-Dame es de pago y que este monumento es uno de los más visitados de la ciudad. Le aconsejamos que escoja la primera hora de la mañana para evitar coincidir con los ruidosos autobuses turísticos.

Basílica de Notre-Dame de Montreal
110, rue Notre-Dame Ouest
Montreal, QC H2Y 1T2

Tel.: +1 514 842 2925

www.basiliquenotredame.ca/en/