L'Auberge des Glazicks, en Plomodiern

cocina contemporánea
L'Auberge des Glazicks, en Plomodiern

En L'Auberge des Glazicks, con dos estrellas Michelin, Olivier Bellin se impone como una de las referencias gastronómicas de la Bretaña.

La antigua herrería, en cuya parte trasera la bisabuela del chef servía sopa a la gente del lugar, es ahora un restaurante de dos estrellas Michelin. A los pies del Ménez Hom, este establecimiento de luminosa elegancia salpicado de referencias bretonas posee unas preciosas vistas a la bahía de Douarnenez, en la naturaleza brutal de Finisterre, cuna de leyendas. Mar y montaña se entienden en un universo unido al trigo sarraceno, una de las obsesiones de Olivier Bellin, que se perfila como hijo de su tierra.
Con su gran técnica, el chef elabora platos que ceden el protagonismo a sus productos fetiche: el bogavante y la vieira, aunque también le gusta explorar. Entre las propuestas que pueblan sus cuatro menús, se encuentran el cerdo de granja y su tartaleta marina, o los langostinos salteados con morcilla. Y, para prolongar este placer un poco más, puede hospedarse en una de las bonitas habitaciones contemporáneas del hotel contiguo, amueblado con piezas de Starck o Ronan y Erwan Bouroullec.

L'Auberge des Glazicks
7, rue de la Plage
29550 Plomodiern

Tel.: +33 (0)2 98 81 52 32

www.aubergedesglazick.com/en

Menús desde 60 EUR al mediodía