Entreacto musical en la cartuja de Valldemossa

arte y cultura actividad insÓlita
Entreacto musical en la cartuja de Valldemossa

Chopin compuso sus preludios en el corazón de un valle de la sierra de Tramuntana, en un monasterio que ocuparon los cartujos entre 1399 y 1835.

La escritora George Sand, sus dos hijos y el compositor Frédéric Chopin pasaron el invierno de 1838 en la localidad de Valldemossa, en el apartamento n.° 4 —que tenía tres habitaciones y un jardín— del antiguo claustro de los monjes. Este remanso de paz, situado a 17 kilómetros de Palma a 400 metros de altitud, debía mejorar la salud del músico, que padecía tuberculosis. Camille Pleyel le hizo llegar un piano desde París. Frédéric Chopin, conquistado por la poesía del entorno y los sublimes países, compuso aquí su ciclo de 24 preludios, op. 28, y su 2.a balada, op. 38. Al llegar la primavera y ante la falta de mejoría de Chopin, el pequeño grupo volvió precipitadamente a Francia. Ese invierno nació el mito.
A los amantes de Chopin o de George Sand les encantará visitar las habitaciones amuebladas en las que vivieron los artistas, además de la biblioteca que alberga ejemplares de préstamo exclusivo para los monjes. La cartuja ofrece una vista excepcional del valle de la sierra de Tramuntana. Al final de la visita no se pierda la interpretación que un pianista local hace de algunas de las obras de Chopin.

Cartuja de Valldemossa
Plaça de la Cartoixa, s/n
07170 Valldemossa
+34.971 61 21 06
www.cartujadevalldemossa.com