En la cima de las colinas: Atenas desde otra perspectiva

Publicado el 

En la cima de las colinas: Atenas desde otra perspectiva

Le proponemos una ruta diferente para descubrir impresionantes vistas de Atenas y sus alrededores, desde el monte Licabeto hasta la colina de Filopapos, pasando por el barrio de Kastella.

En la cima de las colinas: Atenas desde otra perspectiva

Una perspectiva diferente desde lo alto del monte Licabeto

Cuenta la leyenda que, cuando Atenea estaba portando una roca para reforzar las fortificaciones de la Acrópolis, dos cuervos negros aparecieron en el cielo, un signo de mal agüero. La diosa se asustó y dejó caer la gran roca que formó el monte Licabeto. Este mito explica la presencia de la más alta de las siete colinas de Atenas, ya que en la capital griega hay mucho más que la Acrópolis , aunque sea todo un símbolo nacional.

Licabeto, con sus 277 metros de altura, ofrece una vista panorámica única de toda la ciudad, hasta el puerto de El Pireo. Suba el monte a pie para contemplar Atenas: disfrutará aún más de las magníficas vistas después de tanto esfuerzo. Este paseo de 30 minutos, desde la plaza de Kolonaki, atraviesa callejuelas escalonadas y continúa por senderos arbolados. Si prefiere guardar fuerzas para otras actividades, con el funicular llegará en 3 minutos a la cima donde encontrará, con sus muros blancos resplandecientes, la capilla de San Jorge, construida en el sigloa XIX.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

En la cima de las colinas: Atenas desde otra perspectiva

Un paseo bucólico con vistas al golfo Sarónico

Más tarde, apresúrese a descubrir otra perspectiva única: la colina de Filopapos, también conocida como la colina de las Musas. Desde la iglesia de Santa Asia Marina, este paseo bucólico le llevará a la prisión de Sócrates, un laberinto de salas esculpidas en la roca. Se dice que, durante la Segunda Guerra Mundial, se escondieron en este lugar piezas de la Acrópolis y del Museo Nacional de Arqueología. Disfrute de un pícnic a la sombra de los pinos y dé una cabezada acompañado del canto de los pájaros. Continúe su ascensión por la ladera de la colina y llegará a las ruinas del santuario de las Musas, donde los artistas siguen dejando ofrendas en un pequeño túmulo de piedra. El monumento de Filopapos corona la colina. Con 12 metros de altura, se construyó en el siglo II en honor a este importante cónsul y administrador romano. Al ponerse el sol sobre el paisaje, la Acrópolis se ilumina.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

En la cima de las colinas: Atenas desde otra perspectiva

Una pausa bien merecida en la cima de la colina Profitis

En el barrio residencial de Kastella, cerca de El Pireo, la colina Profitis Ilias también merece una visita. Por el camino, recorrerá un laberinto de calles estrechas y escaleras ocultas rodeadas de palmeras y de una vegetación exuberante. En la cima, podrá disfrutar de un café frappé en una terraza, mientras contempla el pequeño puerto de Mikrolimano, donde flotan centenares de coloridos caiques, y más allá el golfo Sarónico, bañado por la luz mediterránea de Atenas .