Cerro San Cristóbal, un paseo agradable por las colinas de Santiago

explorar
Cerro San Cristóbal, un paseo agradable por las colinas de Santiago

Los más valientes pueden ignorar el teleférico de la calle Pío Nono y subir a pie los 860 metros de esta colina, que ofrece una vista única y espectacular de la capital chilena.

Los chilenos rinden verdadero culto a esta gema del barrio de Bellavista. El Papa Juan Pablo II celebró en ella una misa en 1987 y en su cima reposa una estatua monumental de la Virgen de la Inmaculada Concepción, abrazando el horizonte con una majestad que evoca el Corcovado de Brasil.

Desde allí la ciudad muestra sus puntos de referencia, rodeados de cordilleras nevadas, la de los Andes y la de la Costa. Con miles de visitantes anuales, varios bares y un puñado de tiendas de tiendas de recuerdos facilitan las compras y los descansos para refrescarse. A mitad de camino está el Zoológico Nacional de Chile, reconocido por la calidad de sus instalaciones y una filosofía muy protectora hacia las especies nativas del continente.

Aquí podrá conocer al zorro colorado, el cóndor, el pudu y el flamenco. También hay pingüinos, para los cuales se ha reconstruido en parte su entorno natural.