Bleu Carouge: el paraíso de los crudívoros

pescados - lugar insólito
Bleu Carouge: el paraíso de los crudívoros

En pleno barrio de Vieux Carouge, a las afueras de Ginebra, el Bleu Carouge exhibe un concepto innovador donde todo, o casi todo, se toma crudo.

Sus aires de bistró elegante, con sus mesas altas de madera y sus muros de piedra vista, dan una pista de lo que encontrará en sus fogones. En el Bleu Carouge, las banquetas de cuero y el bar son azules, las servilletas —parecidas a los paños de nuestras abuelas— tienen rayas azules, e incluso el contenido del plano es azul. El restaurante es una oda a la raw food. Aquí, los platos casi nunca van cocinados, y los tartares de buey, de pescados o los carpaccios de hortalizas son los reyes de la carta. Para contrastar con el frescor de estas propuestas, las patatas al horno, cubiertas con crema de hierbas, sustituyen a las sempiternas patatas fritas. Incluso la estrella de los bistrós se reinventa con nuevos sabores, como el tartar de atún tahitiano, con leche de coco, jengibre y cilantro, o el carpaccio de buey tailandés, con soja, lima y verduritas crujientes. Un paraíso inusual para los crudívoros.

Bleu Carouge
Rue Ancienne 23
1227 Carouge

Tel.: +41 (0)22.320 30 30

www.bleucarouge.ch

Carta: alrededor de 51 CHF