Sudáfrica y sus paisajes de infinita variedad

Sudáfrica es un país con una superficie de más de 1,2 millones de km2. La población cuenta con 49 millones de habitantes. Se hablan once idiomas, entre ellos el inglés y el zulú. El país está bañado por el océano Índico al este y el océano Atlántico al oeste. Hacia la zona del Cabo, el clima es mediterráneo, subtropical en Durban y cálido en el Karoo. La biodiversidad es infinita. En sus desplazamientos podrá bordear la estepa, la sabana, desiertos, inmensas playas de aguas cristalinas, montañas… así como ciudades y pequeños e inmemoriales pueblos zulús. Ya en ciudad, en Cape Town pasará de los barrios modernos y lujosos a los townships marcados por la pobreza. Igualmente obligadas son las visitas a las reservas de animales, dada su imponente extensión y su población de animales salvajes, que suponen uno de los rasgos distintivos del continente africano. Las veintidós reservas naturales disponen de una muy buena organización. Así, usted podrá, en total seguridad, avistar leones, guepardos, rinocerontes, leopardos, elefantes, búfalos, y también jirafas, cocodrilos, hipopótamos y todo tipo de aves. La compañía Air France ofrece vuelos habituales a Sudáfrica. Semanas antes de su salida y con el fin de preparar correctamente su estancia en el país, le aconsejamos que se informe para conocer la serie de trámites que deben respetarse.

Visita a los paisajes salvajes de Sudáfrica

Sudáfrica nos regala paisajes fantásticos como el Drakensberg de relieve escarpado. Aquí podrá admirar el Cañón del Blyde River, uno de los más hermosos del país. La larga cordillera de montañas del Drakensberg se extiende desde Mozambique hasta la provincia del Cabo. Algunas de las cumbres alcanzan una altitud de más 3.000 metros. En el sur, podrá visitar el desierto del Karoo y el Valle de la Desolación. Al este del Cabo, disfrutará recorriendo la ruta de los vinos y podrá hacer varias paradas para degustarlos. Las cuevas de Cango son igualmente muy interesantes, pues esconden frescos con dibujos bosquimanos. En el río Orange, podrá admirar las cataratas Augrabies, con una altura de 146 metros. No muy lejos de allí, no debe perderse las minas de diamantes de Kimberley.

Descubrir las grandes capitales de Sudáfrica

En Sudáfrica hay tres capitales oficiales: Pretoria, Ciudad del Cabo y Johannesburgo. A Pretoria se la denomina la ciudad de las Jacarandás, ya que cuenta con miles de árboles que dan a la ciudad un color malva cuando están floridos. Ciudad del Cabo, situada en la Bahía de la Mesa, es la ciudad más austral del continente africano. Johannesburgo, por su parte, es la más rica del país y desempeña un papel fundamental en el desarrollo de Sudáfrica.

Prepare su viaje a Sudáfrica