Vuelos a Nueva York con salida desde Madrid y ciudades de provincia

¿Quién no ha soñado alguna vez con atravesar el puente de Brooklyn, hacer compras en Macy's o bruncher en Manhattan? Rica y con vida, Nueva York es el ejemplo de la ciudad que no duerme nunca donde casi está prohibido aburrirse. Air France ha previsto vuelos directos a Nueva York con salida de numerosas ciudades de España y Europa. Reserve sus billetes, y nosotros le ayudamos a preparar su viaje a Nueva York y a descubrir la "Gran Manzana".
Air France propone numerosos vuelos hacia los Estados Unidos con salida desde Madrid (Barajas) o Barcelona, así como desde las grandes capitales europeas como Bruselas. Muchos vuelos con salida desde otros puntos de España hacen una escala en París.
Algunos consejos a tener en mente antes de su estancia en Nueva York:

  • El vuelo a Nueva York directo con salida desde Madrid dura entre 7 y 8 horas sin escala.
  • Antes de salir, no olvide rellenar en Internet el ESTA, formulario de solicitud de entrada a los Estados Unidos.
  • Cierre sus maletas con un candado TSA que le permita en la aduana abrir sus maletas sin romperlas.
  • A su llegada, es necesario tener una dirección de destino. Así que reserve primero la noche de hotel antes de su salida.
  • En Nueva York, hay 6 horas de desfase horario respecto a España.

El mito de Nueva York

Literatura, cine, música… Nueva York ha inspirado numerosos artistas. Su viaje a Nueva York no puede desarrollarse sin la visita de los lugares emblemáticos de la ciudad. Para ello, el barrio de Midtown Este y Oeste en Manhattan reúne los monumentos más conocidos:

  • El Empire State Building y el Chrysler Building,
  • El Rockefeller Center,
  • Times Square,
  • La Quinta Avenida y sus famosas boutiques,
  • La Radio City Music Hall,
  • Central Park, etc.

El corazón de Manhattan es un concentrado de Nueva York tal y como podemos ver en las películas. Lo mismo ocurre en el barrio del distrito donde se encuentran la Zona Cero y el ferri para Liberty Island. Pero sería una pena limitar Nueva York a Manhattan: los otros distritos como Harlem o el Bronx forman parte de la identidad de Nueva York.

Nueva York cosmopolita

Una de las otras particularidades de Nueva York, es la de reunir prácticamente la totalidad de las culturas del planeta. Estos últimas están principalmente concentradas en Manhattan, en Little Italy, China Town o K-town, el barrio coreano. Sea cuales sean sus gustos en materia de cocina, no dude en degustar las especialidades extranjeras durante su estancia en Nueva York. Entre los restaurantes más apreciados por los neoyorquinos, encontramos los "deli" o delicatesen, especie de tiendas típicas de la ciudad. El Carnegie Deli, Russ & Daughters y Barney Greengrass forman parte de las casas más conocidas.
La variedad de la cocina de Nueva York permite apreciar la inmensa diversidad de culturas. El Sylvia's Soul food en Harlem es uno de los emblemas de la Soul Kitchen, la cocina sudista. En Nueva York, los dulces también ocupan un lugar especial y la ciudad cuenta con un número impresionante de cupcakes, cheesecakes o whoopies.

Nueva York cultural

En Nueva York, los espectáculos y comedias musicales se disputan la cartelera de Broadway, una de las avenidas más viejas de la ciudad. Acoge ella sola una cuarentena de salas de espectáculos donde se representan tanto obras clásicas como nuevas producciones. Para los grandes shows, es preferible reservar su billete antes de emprender su viaje a Nueva York. El off-Broadway, fuera de los límites del boulevard, propone espectáculos experimentales y alternativos. El Lincoln Center ofrece también una programación rica y variada: música clásica, ballets, conciertos, teatro.
Nueva York es a fin de cuentas una ciudad de museos entre los que está el MoMa (Museum of Modern Art), el Metropolitan, el Guggenheim Museum o el nuevo Museum of Arts & Design. También podrá deambular por una de las numerosas galerías de arte de Chelsea, uno de los barrios más agradables de la ciudad.

Nueva York, moderna y mágica

New-York City es una ciudad muy variada donde se pueden hacer compras a la última en los barrios de Soho, Noho y NoLita o pasear por el atípico barrio de Brooklyn Heights. Los mejores momentos para viajar son sin duda la primavera y el otoño. Pero si el frío no le asusta, la Navidad es el momento ideal para disfrutar de Nueva York, gracias a sus decoraciones de ensueño colocadas para la ocasión.

Más información sobre Nueva York