Air France: vuelos Madrid-Montreal diarios

La compañía aérea Air France propone vuelos baratos con salida desde Madrid, en España, y con destino a Montreal, la ciudad más grande Québec, en Canadá. En total, le proponemos hasta 21 vuelos por semana según las estaciones. Puede también salir desde otra ciudad, como Barcelona o Bilbao, aunque siempre es necesario ralizar una escala en París, Ámsterdam o Nueva York.
Nuestros vuelos duran alrededor de doce horas, y hay seis horas de desfase horario entre España y Montreal, en el invierno, y cinco horas en verano.
¿En qué momento se recomienda salir de viaje a Montreal? Todo depende de cómo quiera conocer la ciudad. En invierno Montreal, vestirá su manto blanco nevado y las temperaturas pueden alcanzar los 25 grados bajo cero.
En cambio, los veranos son calurosos y húmedos y los turistas invaden las terrazas. De hecho, la ciudad se transforma en abril, al derretirse la nieve. Es cuando todos los montrealeses invaden las terrazas de los cafés, las plazas públicas, los bordes del río… Los meses de mayo a junio son un periodo agradable para marcharse a Montreal, los vuelos a Montreal son, en general, aun más baratos en este periodo que en julio o agosto. A menos que prefiera el verano indio, en septiembre, donde las hojas de los arboles de numerosos parques de la ciudad se engalanan de una infinidad de colores.
En Montreal, llegará al aeropuerto Trudeau, situado a 20 km del centro de la ciudad, distancia que podrá recorrer en bus, con la STM (Sociedad de transportes públicos de Montreal), o en taxi. Una vez en Montreal, podrá desplazarse en metro o en bus así como en taxi que son casi dos veces más baratos que en Madrid.
Para entrar en Montreal, necesita un pasaporte en curso de validez, pero no se requiere visado si tiene previsto permanecer menos de seis meses en territorio canadiense.

Montreal, una metrópoli a medio camino entre París y Nueva York

Con 1,6 millones de habitantes, Montreal es la ciudad más grande de la provincia de Québec. Montreal se compone principalmente de la isla de Montreal, pero también de otras pequeñas islas como la de las Hermanas o incluso la isla artificial Notre-Dame, erigida en 1965 sobre el río Saint-Laurent, columna vertebral de la ciudad.
Multicultural, Montreal tiene barrios y aspectos muy diferentes. Montreal, es un poco la prima de París y la pequeña hermana de Nueva York , a la que se puede llegar en una decena de horas de bus.
Así, desde el Monte Real, puede apreciar la ciudad en su conjunto dándole la impresión de tener los rascacielos de cristal al alcance de la mano. La skyline de Montreal y la división de la ciudad en bloques la hacen una ciudad típicamente norteamericana.Westmount, con sus grandes casas anglosajonas, parece una periferia chic de los Estados Unidos.
Montreal es francófona, y la antigua presencia francesa e inglesa se notan al instante. Así, el Viejo Montreal, con sus edificios del siglo XVII, su plaza Jacques-Cartier y su magnifica basílica, posee toques europeos. La meseta del Monte Real, es un barrio lleno de boutiques modernas y divertidos bares.
También puede deambular por el puerto y sucumbir a los viejos fantasmas industriales.
Montreal cuenta igualmente con numerosos espacios verdes: parque Jean-Drapeau, parque du Mont-Royal, al pie de la colina del mismo nombre, parque Lafontaine, parque Maisonneuve, etc.

Montreal: un verano marcado por los festivales

Si coge un billete de avión para Montreal , descubrirá una ciudad cosmopolita, donde la cultura ocupa un lugar importantísimo. Como ejemplo está su plaza de las Artes, lugar de numerosas manifestaciones culturales, principalmente su reputado festival de Jazz que tiene lugar todos los años, en julio. Es importante destacar que la ciudad cuenta con numerosos festivales en el verano, como el famoso festival Juste pour Rire, en el mes de junio, que significa un "on" y un "off", y que permite descubrir nuevos talentos, o incluso el festival Francofolies.
Por otro lado, la ciudad tiene también variedad de museos: el Museo de Bellas Artes, el Museo de Arte Contemporáneo, el Museo Arqueológico, etc.
A lo largo de la avenida San Denís, encontrará numerosos teatros: el teatro San Denís, el teatro Rideau Vert, el teatro del Nouveau Monde, etc.
La gastronomía forma parte de su cultura. También, encontrará, en Montreal, todo tipo de restaurantes y hará el lleno de productos frescos en el mercado Jean-Talon, donde no se podrá resistir a sus puestos de venta coloridos. ¡También debe probar la típica poutine, unas patatas fritas con salsa y queso, especialidad local!

Más información sobre Montreal: