volver

La Habana, en el corazón de Cuba

Como congelada en el tiempo, la Habana es un concentrado de la cultura y de la historia cubana. Es a la vez capital administrativa, cultural y económica, especialmente gracias a su función portuaria. A la imagen de Cuba, La Habana refleja el mestizaje, fruto de la colonización española y su pasado ligado a la esclavitud. Cuando se habla de Cuba y de la Habana, se suele pensar en los puros y en la música. Esta imagen no está totalmente alejada de la realidad. La música ocupa un lugar primordial en la vida cubana. Se encuentra por todos lados: en la calle, en los restaurantes, durante las celebraciones, etc. La Habana es la capital mundial de la salsa. Recorriendo las calles de la capital cubana, se pueden descubrir los trazos de su historia y conocer la sociedad cubana de hoy, profundamente viva y acogedora.

Explorar la Habana

Una visita a la Habana se impone en el marco de un viaje a Cuba. Vaya a la Habana Vieja, la vieja ciudad de la capital cubana. La Plaza de las Armas con el Palacio de los Capitanes Generales es un buen punto de partida para comenzar una excursión al pasado de la Habana. El visitante podrá admirar con todo lujo de detalles las antiguas residencias coloniales. La vieja ciudad cuenta con un número de museos notables como el de la Revolución o el Museo de Bellas Artes.

Importante puerto comercial a partir del siglo XVI La Habana ha sufrido mucho tiempo el ataque de los piratas. Muchos edificios defensivos han sido construidos por este motivo como es el caso del castillo El Morro o la fortaleza de San Carlos de la Cabaña que dominan la bahía de la Habana. El castillo de la Real Fuerza es también uno de los símbolos de este periodo. Está incluido en el Patrimonio Mundial de la UNESCO.

La Habana posee numerosos edificios religiosos. La catedral de San Cristóbal de la Habana y la estatua del Cristo forman parte de los lugares cuya visita es imprescindible.

Finalmente, en el ámbito cultural, La Habana acoge un determinado número de acontecimientos como el Festival Plaza Jazz o el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano. El barrio Vedado rebosa también de museos. Un determinado número de casas como las del Marqués de Aguas Claras o del Conde de Jaruco permitirá a los visitantes admirar la arquitectura de las viviendas de la alta sociedad del siglo XVII en Cuba.

Para salir y pasear, no hay nada como el barrio Vedado, uno de los más animados de La Habana.

Márchese a descubrir Cuba

La Habana está lejos de ser la única ciudad que merece una parada. En caso de una estancia en Cuba, uno no puede perderse la visita de:

  • Santiago de Cuba, por sus playas y su patrimonio.
  • Pinar del Río, por sus reservas naturales,
  • Trinidad de Cuba, ciudad museo que encierra edificios pintorescos,
  • Varadero, una celebre playa para disfrutar del sol de Cuba,
  • Cienfuegos, por sus tesoros arquitecturales y su eclecticismo,
  • Holguín, por sus montañas y sus playas paradisiacas.

Cuba permite combinar el turismo cultural con los paseos en plena naturaleza. Aunque se trate de la mayor isla del Caribe, no es la única. Cuba se compone de una multitud de islas y de islotes con playas de arena blanca y aguas tropicales.

Informaciones prácticas sobre la Habana y Cuba

Cuba, como la mayor parte de las islas del Caribe, tiene un clima tropical. Antes de reservar un billete de avión , es importante informarse de los mejores periodos para visitarla. La estación seca, de noviembre a marzo, es considerada como el periodo turístico. Algunos meses de verano, como agosto, pueden ser también muy agradables.
Cuba posee dos monedas: el peso cubano y el peso cubano convertible. Esta última moneda es utilizada por los turistas. Es necesario llevarlos encima antes de partir para poder pagar ciertas taxas en los aeropuertos.

Más información sobre la Habana

Redes sociales
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • YouTube
  • Instagram
  • Pinterest