Boston, entre cultura e historia

Metrópolis moderna y ciudad de encanto retro, Boston es, sin lugar a dudas, una ciudad que hay que visitar cuando se hace un viaje a los Estados Unidos. Boston es sobre todo conocido por sus universidades, Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts, así como por sus numerosos lugares culturales. Junto a Washington D.C., forma una importante megalópolis. En 2011, la ciudad contaba aproximadamente con 625.000 habitantes y más de 4 millones con las cercanías. De hecho, es la ciudad más importante del estado de Massachusetts en Nueva Inglaterra. La historia de Boston está ligada a la de Estados Unidos. Pues la ciudad ha desempeñado un papel central durante la Guerra de Independencia. Su dinamismo económico actual la convierte en una de las ciudades más importantes de los Estados Unidos de América. Air France propone varios vuelos Madrid-Boston según las estaciones, con una escala en París, Ámsterdam o Nueva York. Son necesarias alrededor de 11 horas y media de vuelo para unir las dos ciudades.

¿Qué hacer en Boston?

Muchas cosas obviamente. Ante todo, para conocer Boston y su historia, se puede coger el Freedom trail (camino de la libertad). Este recorrido, de unos 5 kilómetros, lleva al visitante a través de la ciudad y le hace descubrir 16 edificios y lugares emblemáticos. Basta con seguir el camino pintado en rojo por las calles de la ciudad. En este recorrido, descubrirá:

  • El jardín público, Boston Common,
  • Massachusetts State House donde se celebran las asambleas legislativas,
  • Park Street Church,
  • Granary Burying Ground, uno de los cementerios más antiguos de la ciudad donde reposan los restos de personalidades de la Guerra de Independencia.
  • King Chapel y su cementerio,
  • La estatua de Benjamin Franklin,
  • Old Corner Bookstore, una antigua casa del sigo XVIII que ha servido también como librería.
  • Old South Meeting House,
  • Old State House,
  • El lugar de la Masacre de Boston durante la revuelta contra el poder británico.
  • Los antiguos mercados Faneuil Hall y Quincy Market,
  • La casa de Paul Revere, una de las más antiguas de Boston,
  • Old North Church,
  • La USS Constitution, una fragata del siglo XVIII y el buque más viejo en actividad.
  • El lugar de la Batalla de Bunker Hill.

La arquitectura de Boston combina edificios antiguos e inmuebles futuristas. Lo constatará durante su visita al downtown, el centro de la ciudad. Piense en el CityPass para reducir los gastos de su visita.

Boston es una ciudad cultural importante y tiene multitud de museos. Entre estos últimos, se pueden citar el Instituto de Arte Contemporáneo, el Museo de Finas Artes, el Museo Harvard y el Museo de Historia Natural. No dude en visitar la imponente biblioteca pública de Boston. Su gran sala de lectura es particularmente impresionante. Sobre la misma temática, no se puede perder la visita de Harvard y del MIT.

Para una estancia con niños, la visita al Acuario Nueva Inglaterra o una visita a las ballenas de la costa, de abril a octubre, en un crucero durante medio día, serán toda una atracción para los pequeños.

Nuestros consejos antes de coger un vuelo a Boston

Como para cualquier otro destino de los Estados Unidos, las modalidades de entrada en el territorio americano son relativamente estrictas. Tras la reserva de un vuelo a Boston, es necesario descargar el formulario ESTA en el sitio de la Embajada de los Estados Unidos. Este se le pedirá a su entrada a los Estados Unidos. Los gastos deberán abonarse con un mínimo de 72 horas antes de la llegada.
Antes de comprar su billete de avión para Boston, piense en el periodo de su viaje. Guarde en mente que generalmente los inviernos son bastante fríos.
Para el alojamiento y el alquiler de coche, Air France propone ofertas de empresas colaboradoras con tarifas especiales.

Más información sobre Boston