Bangkok, una de las metrópolis más importantes del mundo

En materia de metrópoli gigantesca y tentacular, la capital de Tailandia es un muy buen ejemplo. Bangkok es una de las ciudades más grandes: 7.762 km² con las cercanías. Es una de las más pobladas con casi 14 millones de habitantes contando la llamada "Gran Bangkok". Los visitantes europeos, poco acostumbrados al tamaño de ciudades como esta, se encuentran a menudo sorprendidos e intrigados por semejante antigua ciudad convertida en megalópolis. Bangkok es grande hasta por el nombre, que tiene significados muy variados. Es, entre otras cosas, la ciudad de Buda y del dios Indra. También está atravesada por uno de los ríos más importantes de Tailandia después del Mekong: el Chao Phraya. Cuenta con una red de transportes fluviales importante que incluye taxis y barcos, así que puede desplazarse fácilmente y cruzar los canales (Klongs) o conocer los pequeños comercios flotantes, típicos de la ciudad. En cambio, la circulación por la ciudad es más difícil al estar saturada por los coches. Los transportes públicos se han desarrollado mucho durante estos últimos años y son, de hecho, muy recomendables.

Bangkok, entre tradición y modernidad

Bangkok ofrece numerosas cosas para ver y visitar, entre barrios futuristas y efervescentes y templos budistas tradicionales.

Los templos
Son numerosos en Bangkok e ilustran bien la importancia del budismo en la cultura tailandesa. Cada uno posee sus particularidades y su historia, pero son relativamente recientes. Wat Pho es el más antiguo y data de finales del siglo XVIII. Posee un impresionante Buda recostado de 45 metros de largo. El Buda de esmeralda, símbolo de la ciudad, se encuentra en el templo de Wat Phra Kaeo, en el recinto del Gran Palacio. Este lugar excepcional merece ser visitado para descubrir sus tejados de múltiples colores y sus frescos.

Los lugares tradicionales de Bangkok
Para encontrar un ejemplo de casa tradicional tailandesa, vaya a la casa de Jim Thompson. Está totalemente fabricada en teca y pintura roja. Otro ejemplo de arquitectura tradicional es el Palacio Vimanmek de influencia europea y construido en tres pisos. Bangkok posee numerosos parques y jardines, perfectos para deambular. Los parques Dusit o Lumphini ofrecen un agradable momento de quietud.
Por fin, para aquellos que deseen salir de la ciudad y refugiarse en un lugar lejos del bullicio y del tráfico urbano, la isla de Koh Kret, al norte de la capital es el lugar ideal.

Al lado del Bangkok tradicional coexiste la ciudad futurista, festiva, lujosa y moderna. Junto a los mercados tailandeses y de Khaosan Road, se abren paso en el paisaje de la capital, numerosos centros comerciales. MKB, Sukhumvit y Siam Square forman parte de estos gigantescos complejos, paraísos del consumismo.

La vida nocturna en Bangkok es también muy animada, especialmente en Patpong, Silom y Sukhumvit. Bangkok acoge todos los años el festival mundial de cine de Bangkok.

Disfrutar en Bangkok

Un viaje a Bangkok es la ocasión para descubrir la riqueza y la calidad de la cocina tailandesa, una de las mejores del mundo. Aunque la influencia de China y de la India está muy presente, la cocina tailandesa posee sus propias particularidades. Sin embargo, las personas poco acostumbradas a comer picante tendrán que tomar precauciones, ya que los platos tailandeses suelen estar muy condimentados.
En Tailandia, la convivialidad es habitual y cada uno comparte sus platos. Entre los más típicos, se encuentran:

  • Arroz y tallarines salteados, acompañados de verduras y carne,
  • Sopa de gambas al toronjil (tom yang kung),
  • Los platos a base de curry, verde o rojo,
  • Pollo salteado a la albahaca,
  • Ensalada de papaya verde.

Bangkok cuenta con numerosos restaurantes de calle, así como restaurantes de lujo.

Preparar su vuelo a Bangkok

¿Ganas de marcharse a Tailandia en sus próximas vacaciones? Es posible reservar un billete de avión en línea para un vuelo Madrid - Bangkok con necesidad de escala en París o Ámsterdam. Tailandia posee un clima tropical con una estación de lluvias de junio a octubre. Es preferible evitar marcharse durante este periodo del año. Los meses de marzo a mayo son también muy calurosos. Prefiera los meses de invierno, más suaves y menos húmedos. Infórmese en la embajada para conocer las modalidades de entrada . Para estancias inferiores a 30 días no se exige visado. En materia de salud, es importante tener al día sus vacunas y estar vacunado contra la fiebre amarilla. En función de la duración del viaje, tendrá que ponerse otras vacunas adicionales.

Más información sobre Bangkok