Ámsterdam: en el corazón de la vieja Europa

¿Y si, con Air France, comprara un vuelo para Ámsterdam? La capital holandesa, cuyo puerto ha sido homenajeado por el cantante Jacques Brel, merece pararse unos días.
Esta ciudad de 800.000 habitantes acoge, cada año, cerca de un millón de turistas. Se trata de un escaparate de la vieja Europa que muestra sus aspectos más hermosos. Fue fundada durante el signo XIII y era en su origen la capital de los pescadores. Durante el siglo XVII, Ámsterdam conoce su época dorada. La ciudad se convierte en una plaza financiera y en el puerto más importante del mundo. Se construyen entonces sus canales que le darán su fama e incluso hoy en día sigue conociéndose como "la Venecia del Norte". Desde 2010, los canales forman parte del patrimonio mundial de la Unesco. La ciudad cuenta con la importante cifra de 1.200 puentes.
Pero muchos turistas vienen a Ámsterdam por el Red Light District (el barrio caliente de Ámsterdam), con sus numerosos coffee shops detentores de licencia para comercializar el cannabis. También se pueden ver, en los escaparates, cientos de prostitutas, iluminadas bajo focos rojos…
Pero Ámsterdam es también una ciudad de artistas, marcada por Rembrandt, gran pintor holandés del siglo XVII. También se puede visitar el museo Van Gogh. En esta ciudad podrá conocer además la casa de Anne Frank, aquella adolescente judía que murió en los campos de concentración y a quien se debe el famoso diario.

La bici, medio de transporte emblemático de Ámsterdam

Vuelos a precios competitivos diarios unen los grandes aeropuertos de España, principalmente, Madrid y Barcelona, con Ámsterdam, otros desde Vigo tienen escala en París, Francia. No existe diferencia de uso horario entre Madrid y Ámsterdam , ni entre ningún lugar de la Península Ibérica y Ámsterdam. Para un trayecto Madrid-Ámsterdam, cuente con alrededor de 2 horas y media de vuelo.
Una vez llegado, debe saber que el aeropuerto Schipol, en Ámsterdam , cuarto aeropuerto en tamaño, se encuentra a unos 15 kilómetros del centro de la ciudad. Para llegar hasta él, se puede utilizar el tren, el bus o el taxi.
En la ciudad, es posible desplazarse en metro, en bus o en tranvía. Pero el medio de transporte más popular, y que constituye una peculiaridad de Ámsterdam, es evidentemente, la bici. En Ámsterdam se cruzará con bicicletas en cada esquina ¡Existen 46.000 en toda la ciudad! ¡Todos los amsterdameses las usan, sea cual sea su estatus social! Cierto es también que la ciudad cuenta con más de 400 km de pistas ciclables.

Viajar a Ámsterdam: los consejos prácticos

Los Países Bajos forman parte del espacio Schengen que comprende 26 países, entre los cuales están los de la Unión Europea. Se trata de un espacio único en materia de viajes internacionales que permite prescindir del control en las fronteras internas. De este modo, si viaja a Ámsterdam, podrá acceder a los demás 25 países sin problema.
Una vez allí, resulta fácil alojarse de forma barata. Existen muchos pequeños hoteles de bajo coste. En cambio, piense en reservar con antelación, ya que los hoteles se encuentran a menudo muy solicitados, sobre todo durante la primavera, período en el que la visita de Ámsterdam es más agradable.
Si pasa por la central de reservas de la oficina de turismo, encontrará oportunidades en materia de hoteles.

Para más información acerca de Ámsterdam: